|Informe fotográfico geo-localizado para los trabajos

En campo técnico es muy importante documentar los trabajos mediante informes fotográficos y geo-localizarlos en un mapa. Hoy en día contamos con una tecnología que fácilmente nos permite obtener la posición en tiempo real. Con pocos recursos se pueden obtener smartphone, tabletas y pc, con GPS. Naturalmente en el caso de mediciones topográficas, los instrumentos disponibles permiten todo esto, pero aun costo mucho más elevado.

La importancia de contar con la posición correcta en ámbito laboral

En el ámbito profesional, cada vez se confía más, como dijimos anteriormente, en los servicios de geo-localización. Pero la solicitud de combinar la posición geográfica, la información fotográfica y el aspecto administrativo del trabajo hace todo un poco más complicado para el profesional. El informe fotográfico es un elemento indispensable en la redacción del informe final, así como la posición geográfica del lugar de estudio.
Por lo tanto, existe la necesidad de crear servicios y satisfacer las necesidades profesionales, de forma rápida y sencilla.

Ejemplos de uso de informes fotográficos que incluyen la posición geográfica

Entrando en detalles, basta con imaginar encontrarse en el lugar de la obra y que al momento de redactar el informe del lugar, surja la necesidad de adjuntar también un informe fotográfico: naturalmente el objetivo sería hacerlo de modo tal que quien lo lea logre tener una idea de dónde se localizan las obras.
También en los (geotécnicos, geofísicos, etc…) o en los análisis de las obras: la ubicación exacta de la investigación o, en caso de describir y justificar el tipo de análisis técnico, la posición exacta del objeto, junto con el informe fotográfico, se vuelve imprescindible y hasta podría condicionar las decisiones con base en la morfología que rodea el punto de estudio.

El aspecto administrativo

A estas dos variables (informe fotográfico y posición geográfica), se les une una tercera: la administración de los documentos y la organización de los proyectos. De hecho, basta con pensar en el tiempo en el cual se debe lograr acceder a la información obtenida en el campo: además de asegurarnos una forma de no perder los datos obtenidos in situ, es necesario organizarlos rápida, fácil y eficientemente.
El riesgo que se corre al no contar con un método eficiente de administración es el de perder el trabajo ya realizado (pensemos por ejemplo en la eliminación accidental de los archivos debido a que los mismos han sido mal archivados), o inclusive tener tiempos demasiado largos para poder acceder a los datos.